Lluvia de colores

Llevamos unos cuantos días batallando con el resfriado. Para variar y pasar un rato distendido en casa hicimos un experimento. En internet encontré la lluvia de colores, un experimento perfecto, ya que todavía me quedaba espuma de afeitar y colorantes del último experimento que hicimos: pintar con espuma de afeitar.

Necesitaremos solamente:

  • espuma de afeitar
  • colorantes alimentarios
  • un bol transparente (pero también puede ser una cosa mas pequeña como un vaso o un tarro)
  • agua

Llenamos el bol o vaso con agua, dejando un poco de espacio arriba. Encima del agua echamos la espuma de afeitar. Tiene que cubrir toda la superficie del agua.

Luego empezamos a introducir gota a gota los colorantes, en primer lugar los colores más claros. El colorante penetra a través de la espuma y cae poco a poco al fondo debido a tener una densidad ligeramente superior que la del agua.

A Helena le encantó echar las gotas de colorante encima de la espuma y luego observar como se extienden por el agua y se convierte en una lluvia de colores.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*