Plastilina casera tipo Play-Doh

¿También tenéis de esos días en que vuestra paciencia está al límite, el niño pasa de ti olímpicamente y lo único que deseáis es un momento de tranquilidad? Pues yo tengo una receta para conseguirlo y ya verás como los dos disfrutaréis.

Plastilina casera tipo Play-Doh

Ingredientes:

  • 2 vasos de harina
  • 1 vaso de sal
  • 2 vasos de agua tibia
  • 2 cucharadas de aceite (usado de oliva)
  • 1 cucharada de acidulante para repostería
  • colorantes alimentarios
  • opcionalmente aceite esencial. Yo añadí de lavanda porque es uno de los remedios naturales que ayudan relajarse y calmarse. Es también perfecto para ayudar a relajar el sistema respiratorio en catarros y bronquitis y eficaz en caso de tos infantil.

Mezclamos la harina, la sal, el agua, el aceite y el acidulante en una olla. Calentamos a fuego lento, revolviendo la mezcla con una cuchara de madera. La masa debe espesar hasta obtener una bola y no debe pegarse a los dedos. La masa caliente la ponemos sobre una mesa, la amasamos y añadimos unas cuantas gotas de aceite esencial.

Dividimos la masa para añadir los colorantes y la amasamos hasta obtener un color uniforme.

Almacenamos la plastilina en un recipiente bien cerrado. Y eso es todo. Simple, ¿verdad?


Al día siguiente todavía nos quedaba la mitad de plastilina perfectamente conservada como el primer día. Para variar un poco añadimos alguna cosita para decorar (pasta, judías blancas, lentejuelas y hama beads). Helena disfrutó mucho!!




2 Comentarios

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*