¿Se disuelve o no?

En nuestra sección de experimentos vamos a estrenarnos con un experimento que creo que es perfecto para los niños de la edad de Helena (3 años) y seguramente disfrutarán haciéndolo. Se trata de disolver diversas sustancias en agua caliente.

Necesitaremos:
foto1dis

  • agua caliente
  • vasos transparentes
  • productos para disolver (en nuestro caso azúcar, sal, harina y arroz)
  • cucharitas


Antes de empezar el experimento preguntamos al niño que nos responda que sustancias se disuelven y cuales no. Al principio Helena no tenía claro de que le estaba hablando pero después de explicárselo un poco me dijo que el azúcar, la sal y la harina se disuelven, no está mal:-)

Empezamos poniendo delante del niño 4 vasos con agua caliente y 4 vasos con los productos que elegimos para disolver. Nosotros elegimos azúcar, sal, harina y arroz pero también pueden ser otros productos como cacao, café, diferentes tipos de cereales, también se puede preguntar al niño que le gustaría disolver.

foto2dis

 

A continuación el niño tiene que introducir productos escogidos dentro de los vasos con agua caliente y remover enérgicamente con las cucharitas.

foto3dis foto4dis foto5dis foto6dis

El resultado de este experimento para nosotros seguramente es obvio pero para un niño de 3 años a lo mejor es todo un descubrimiento. Así pues, en los 4 vasos de agua el azúcar y la sal se disolvieron sin ningún problema, la harina en principio parecía que se había mezclado y estaba disuelta pero al cabo de un rato la harina bajó al fondo del vaso y por ultimo el arroz como Helena ya había previsto no se disolvió.

foto7dis

Cuando estaba limpiando después de nuestro experimento, Helena vino con su pregunta favorita. ¿Porque?

¿Porqué el azúcar y la sal se disolvieron y los otros productos no?
La sal y el azúcar son solubles, es decir, las moléculas de agua penetran entre sus partículas. Las moléculas de agua no pueden penetrar entre las partículas de harina, café, cacao, arroz o arena. Estas sustancias no se disuelven en agua. Las partículas están en suspensión y se van depositando en la parte inferior bajo la influencia de la gravedad.

Seguramente esta explicación no la va a entender un niño de 3 años pero para niños de más edad puede ser una forma perfecta, a través de los experimentos, de ayudarles a despertar el interés por las áreas como la física, la química o las relacionadas con la naturaleza.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*