Como despertar el interés por los libros en los niños

La importancia y los beneficios de leer libros a los niños desde muy pequeños ha sido muchas veces confirmada por los psicólogos y pedagogos. Cuando nació Helena teníamos claro que queríamos traspasarle nuestro amor por los libros. Y tengo que decir que lo estamos consiguiendo. A Helena le encanta el pequeño rincón de lectura que tiene en su habitación. No solo le gusta que le leamos libros sino también a menudo se queda allí un buen rato mirándolos a solas. Entonces, ¿que podemos hacer para que a nuestros hijos les guste la lectura?

¡Aquí hay algunos buenos consejos!

1) Empezar a leer ya en la cuna.

No existe un momento perfecto para empezar a leer, debería ser un proceso natural que vamos introduciendo en la rutina de los niños. Mejor temprano que tarde.

2) Seamos un ejemplo.

¿Te ve el niño leyendo libros? Los niños son muy observadores y sacan conclusiones, muchas de ellas inconscientemente. Por lo tanto, no esperemos a que los niños se interesen por los libros si los padres no tienen este interés.

3) Leer antes de dormir.

Leer antes de dormir no solamente potencia el vínculo entre los hijos y los padres. También les calma y ayuda a conciliar mejor el sueño. En nuestro caso es también una excusa perfecta para que Helena se vaya a la cama sin tener que llamarla diez veces.

4) Visitar la biblioteca.

Puede ser un lugar mágico para cualquier niño donde encontrar una gran cantidad de historias y aventuras. La biblioteca también ayuda a ahorrar dinero. A Helena hasta los dos años no le importaba leer mil veces el mismo libro pero llegó un momento que empezó a aburrirse de repetir las mismas lecturas y la biblioteca ha sido una solución perfecta. A la biblioteca vamos cada semana y además de los libros también se pueden pedir prestados CDs de música infantil (muchos de ellos con letras en inglés) que luego escuchamos en el coche. En las bibliotecas suelen hacer también diferentes actividades para niños. Creo que vale la pena informarse sobre las bibliotecas más cercanas en vuestros ciudades o pueblos.

5) Libro en vez de juguete o chuches.

Un libro puede ser un regalo perfecto. Nosotros introducimos este ritual cuando íbamos de compras a un gran centro comercial. En este tipo de lugares el niño está expuesto a múltiples estímulos. En la zona de los libros Helena elige un libro, normalmente el libro es con pegatinas o de actividades de sus personajes favoritos y se queda tan contenta. Así tenemos unas compras tranquilas y sin enfados por otras cosas.

Estos 5 consejos me parecen importantes para que los niños se interesen por los libros. ¿Y vosotros que opináis? ¿O tal vez teneis otras formas de fortalecer la pasión por la literatura? Espero vuestros consejos!!!:-)

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*