Como hablar sobre la muerte con los niños

Pronto celebraremos el Día de Todos los Santos. Hablar sobre la muerte para muchos es un tema tabú. A menudo se eligen expresiones alternativas como ¨pasar a mejor vida¨ en vez del sencillo ¨morir¨. Comunicar la muerte de una persona cercana es siempre difícil, pero cuando el destinatario es un niño, que ni siquiera sabe el verdadero significado de la muerte, la cosa se complica aún más. ¿Entonces como hablar sobre ella con los niños?

Las costumbres de Halloween están cada vez más presentes en Europa. Exigen disfraces, juegos y bailes con un esqueleto de fondo que pueden hacer que un tema tan importante como la muerte se vuelva cómico. Una visión trivializada y divertida de la muerte puede ser engañosa para los niños. También puede ser difícil e incomprensible. Especialmente para aquellos que intentan entender la muerte y aceptar la pérdida de un ser querido. Tampoco facilita pensar sobre la muerte los videojuegos en los que se produce la muerte de manera general, la derrota o la autodestrucción. La inmortalidad es a menudo una característica de los superhéroes de dibujos animados y películas.

Cuando fallece alguien importante para el niño, no debemos ocultarlo. Los niños necesitan saber lo que pasa, no se les puede mentir. Es importante adecuar el mensaje a la edad del niño. La psicóloga Silvia Álava en su libro Queremos que crezcan felices nos explica que cuando los niños son pequeños no entienden el concepto de no retorno. Hay que contarles que su familiar ha muerto y que eso significa que no le van a volver a ver. Que puede acordarse de él, pensar en él cuando quiera, pero no le va a volver a ver.

Es importante decirles la verdad para evitar confusiones. Las creencias religiosas pueden ayudar a sobrellevar y superar la pérdida. Está bien decir al niño que cuando uno se muere va al cielo, pero nunca hay que obviar que se ha muerto. Así, evitaremos que los pequeños se confundan y empiecen a preguntar ¨¿Y entonces porque no vuelve?¨. Los niños necesitan saber la verdad, porque al final esa es la realidad, muy dura, muy triste, pero no la podemos disfrazar.

La muerte forma parte de la vida y es un tema que no debemos evitar. Es muy importante que los niños tengan una sensación de seguridad y sean conscientes de que pueden hacer preguntas sobre la muerte.


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*