Cuadro personalizado

No hay nada más emotivo que un regalo personalizado, un detalle único creado por nosotros. Un regalo que no se puede encontrar en ninguna tienda porque lo vamos a crear nosotros mismos para un día especial. Para homenajear a nuestros seres queridos, decirles cuánto los queremos y lo importantes que son para nosotros.


Esta vez quiero enseñaros el cuadro que hicimos con Helena para el día del Padre. En el lienzo Helena hizo huellas de sus manitas con diferentes colores. Luego a partir de una cartulina negra recorté las letras de LOVE, para escribir amor en inglés. Para personalizarlo, encima de la letra O pegué una foto donde Helena y Amèlia están con su papá.





Un regalo inolvidable, bonito y original que seguramente hará contentos a todos los destinaros.


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*