Gimnasio para bebé


¿Sabías que los recién nacidos solo pueden ver hasta una distancia de unos 30 cm? Además, la imagen está desenfocada y los colores son borrosos. Al parecer, los recién nacidos ven solamente los colores blanco y negro.

Aunque la selección de artículos para bebés es enorme, es difícil encontrar juguetes que estén únicamente en blanco y negro.

Como no hay nada imposible decidimos hacer para Amèlia nuestro propio gimnasio.

Necesitaremos:

  • 4 listones de madera
  • 1 listón de madera redondo
  • 2 tornillos
  • cuerda
  • fieltro blanco y negro
  • guata de algodón para rellenar
  • cola termofusible
  • hilo blanco de coser
  • lazo blanco

Lo primero será cortar los listones a la medida que deseemos, los nuestros miden 80 cm. Después hay que hacer un agujero con una taladradora en cada uno de los cuatro listones de madera a una altura de unos 15 cm midiendo desde arriba para que éstos se crucen. Los listones se pueden comprar en ferreterías o grandes superficies dedicadas al bricolaje.

Con la taladradora aprovechamos para hacer otro agujero un poco más abajo de la parte central de cada listón, a unos 30 cm midiendo desde abajo. Será por donde pasaremos la cuerda para que el gimnasio se abra hasta un cierto punto.

Ahora con los tornillos juntamos los 4 listones con el listón redondo. Nuestro listón redondo mide 70 cm.
Por los agujeros de abajo pasamos la cuerda y la anudamos bien. Todo tiene que quedar seguro.

Para colgar hice unos cojines de fieltro de color blanco con diferentes figuras de fieltro de color negro. El cojín son dos cuadrados blancos de 11 cm de lado. Los cosí y rellené de guata de algodón. Con cola termofusible pegué diferentes figuras de color negro por las dos caras.
Con un lazo blanco los colgué en el listón redondo.

Nuestro gimnasio se puede plegar cuando no lo usamos. Ocupa muy poco espacio y no estorba.

Por primera vez Helena usaba aguja para coser:-)


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*