Gimnasio para bebé 2

Hace algunas semanas que os enseñé nuestro gimnasio para bebé. Amèlia ya tiene 3 meses y medio. ¡Parece mentira cuánto ha crecido! Todos su sentidos han evolucionado mucho. Se fija en los objetos que tiene delante de ella e incluso los quiere coger.

Gracias al gimnasio Amèlia se divierte mientras intenta alcanzar los juguetes, levantando las manos y los pies, fortaleciendo así sus músculos y articulaciones. El gimnasio en blanco y negro lo hemos utilizado con regularidad. Para variar un poco decidí hacerle otro decorado.

Esta vez hice unos anillos de colores. Para elaborarlos utilicé los anillos que corté de un cartón. Son de unos 10 cm de diámetro y el círculo interior tiene unos 6 cm de diámetro.

Luego los envolví de diferentes colores de lana. Una vez terminados los colgamos en el gimnasio.

Recuerde que todos los elementos deben sujetarse con tanta fuerza que el bebé no los pueda arrancar, especialmente si decide colgar elementos pequeños.
Antes de usar el gimnasio, asegúrese de que el soporte esté estable.

Los hilos, cuerdas y cordones no pueden romperse, así que use productos probados y asegúrese de que no causen lesiones.

Si los objetos que cuelgan no son adecuados para poner en la boca, deben situarse de tal forma que el bebé al tirar no se los pueda meter en la boca.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*