Gimnasio para bebé 3

Amèlia ya tiene casi 6 meses. Todo lo quiere coger y llevárselo a la boca. Así los bebés hacen un reconocimiento del objeto y descubren nuevas sensaciones. Al mismo tiempo chupetear los tranquiliza, especialmente al salir los dientes.


A Amèlia le gusta mucho estar debajo de su gimnasio. Hasta ahora os había enseñado nuestro gimnasio una vez con colgantes en blanco y negro y en la segunda ocasión con anillos de colores. Teniendo en cuenta la seguridad del bebé adquirí un kit para hacer unos collares y pulseras de dentición de Mamimami Home.




Las perlas se hacen con silicona al 100% del grado alimenticio y resultan muy suaves, similares a los chupetes y las tetillas de los biberones. Todos los juguetes están hechos de materiales naturales libres de productos tóxicos y son seguros para los bebés y niños. El paquete contiene objetos muy variados que los podemos combinar a nuestro gusto. Yo los utilicé para hacer colgantes para nuestro gimnasio. Antes de colgarlos pintamos el gimnasio de color blanco.


Recuerde que todos los elementos deben sujetarse con tanta fuerza que el bebé no los pueda arrancar. Especialmente si decide colgar elementos pequeños.
Antes de usar el gimnasio, asegúrese de que el soporte esté estable.
Los hilos, cuerdas y cordones no pueden romperse, así que use productos probados y asegúrese de que no causen lesiones.
Si los objetos que cuelgan no son adecuados para poner en la boca, deben situarse de tal forma que el bebé al tirar no se los pueda meter en la boca.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*