Juegos de serpientes para los más pequeños

Seguimos confinados en casa. Por si os habéis quedado sin ideas para entretener a los más pequeños tengo dos juegos de serpientes súper divertidos.

Para el primer juego necesitaremos solo dos cosas: alambres limpiapipas y un colador para pasta. El niño tiene que pasar por los agujeros del colador los alambres limpiapipas (serpientes) uno a uno. Gracias a este juego trabajará la motricidad fina y la concentración.





Para el otro juego pedí a Helena que pintara diez rollos de papel higiénico de diferentes colores. A parte de los rollos necesitamos un círculo de cartón y una cuerda. Con cola pegué un extremo de la cuerda al círculo. Una vez los rollos estaban secos Amèlia podía empezar a montar su serpiente pasándolos por la cuerda.





Los dos juegos son sencillos y de fácil elaboración. Se trata de actividades que promueven el descubrimiento sensorial, las habilidades motoras y la coordinación ojo-mano. Los juegos hechos con objetos cotidianos son los más divertidos.


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*