La vela y el vaso

Cuando encontré este experimento pensé que no funcionaria. Para salir de dudas y entretener un poco a Helena decidimos hacerlo. La idea le gusto mucho cuando le dije que usariamos una vela:-)

Necesitaremos:

  • una vela calientaplatos
  • un plato grande
  • un vaso de tubo
  • un poco de agua con colorante alimentario para mejorar el efecto
  • mechero o cerillas

Comenzamos el experimento vertiendo el agua azul en un plato.

Colocamos la vela calientaplatos en el centro del plato y la encendemos.

Ahora tapamos la vela con el vaso y observamos lo que ocurre.

¿Que ocurre? La llama de la vela va quemando el oxígeno, cuando el oxígeno se va acabando en detrimento del dióxido de carbono la llama se apaga. Los gases que permanecen en el interior del vaso se enfriarán y ocuparán menos espacio. Como consecuencia, la presión en el interior desciende progresivamente, llegando a ser menor que la presión del exterior (la presión atmosférica). El agua, empujada por la presión atmosférica, empieza a entrar lentamente en el vaso.

Después de terminar el experimento, Helena levantó el vaso y pudimos observar un pequeño tsunami en el plato. El experimento ha sido todo un éxito:-)


Aquí os dejo un video de nuestro experimento.


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*