La vuelta al mundo de Lupo

Cada viaje educa y es único, cada viaje tiene sus recuerdos. Para Lupo, el protagonista del libro La vuelta al mundo de Lupo, viajar ha sido un plan para abatir el aburrimiento y así romper la rutina diaria.



Lupo empieza su aventura viajando a Francia donde sube a la Torre Eiffel. Después visita Londres donde consigue tomarse un té con la reina de Inglaterra. En Italia Lupo come pasta, pizza y helado, también visita montones de museos pero en Venecia, mientras navega en góndola, echa mucho de menos a su novia Lupita. Tras su paso por Europa, se dirige a África donde tendrá que escapar de un cocodrilo. Además contemplará los baobabs que tocan las nubes así como el fondo marino de la isla de Madagascar. En Asia subirá la montaña más alta del mundo, el Monte Everest. Allí la hija del Yeti se enamora de él y le perseguirá por China, Australia, el divertido Carnaval de Río o Nueva York. Cuando Lupo llega a Canadá decide al fin volver de nuevo a su bosque con sus viejos amigos, su novia Lupita e incluso con la hija del Yeti. Allí celebran una fiesta de vuelta a casa.






La vuelta al mundo de Lupo me ha encantado. Es una forma estupenda de transmitir información sobre otros países. Este libro es como una especie de guía del mundo para niños. La historia del simpático lobo es muy divertida, con un toque cómico que hace reír no solo a los niños.


La vuelta al mundo de Lupo
Orianne Lallemand, Éléonore Thuillier
Editorial Bruño


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*