Los indianos

Hoy quiero presentaros a los indianos, una actividad que además de divertida y entretenida puede ser una manera perfecta para hablar con los niños de los sentimentos. Para mi el mejor momento para aprender es a través del juego.

Primero hacemos los indianos. Para elaboralos necesitamos unos rollos de papel higiénico, pinturas y unas plumas de colores. Las caritas con diferentes expresiones faciales que identifican diferentes emociones son círculos de papel de color beige.

A los indianos no les podía faltar una casita. Con una hoja grande de papel de esponja hicimos el tipi y al lado una hoguera. Cuando todo estaba preparado llegó la hora de jugar. Utilizando los indianos empecé a contar a Helena sencillas historias de su vida. Por ejemplo cuando un indiano no quiere jugar con otro o cuando se pelean por un juguete. Contándoles diferentes situaciones de su vida cotidiana hablamos con ellos de los sentimientos. Les podemos también preguntar cuando se sienten felices, lo que les da alegría, lo que les hace sentir tristes, como se comportan cuando están enfadados, etcétera. Estaba gratamente sorprendida por cuanto Helena ya sabía sobre las emociones y los sentimientos.

También puede ser una perfecta ocasión para enriquecer el vocabulario del niño. Por ejemplo el indiano que tiene la cara sonriente como se puede sentir además de estar feliz, es decir, intentamos buscar con el niño adjetivos adicionales de estar feliz como estar contento, alegre o satisfecho. En el caso de sentirse enfadado podemos utilitzar, entre otros, disgustado, irritado, indignado o enojado.

Para terminar encontré una sencilla canción de los números hasta 10 con los indianos en inglés. Siguiendo la canción saltábamos y cantábamos con los indianos:-)


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*