Monos locos

Si como a nosotros os gustan los juegos de mesa, el juego de los monos locos os va a encantar. El juego es fácil de aprender y muy divertido. En la caja encontraremos un árbol, 30 monos, 30 palitos de tres colores y un dado. Las reglas del juego son muy sencillas. Tras montar el árbol, colocar los palitos en los agujeros del árbol y meter los monos por la parte de superior de la palmera empezamos el juego. Lanzamos el dado por turnos y los jugadores tienen que sacar un palito del color indicado en el dado. Nuestro objetivo es sacar cuidadosamente los palitos del tronco de la palmera, evitando que los monos se caigan. El jugador al que menos monos se le hayan caído al final del juego es el ganador.



La edad recomendada es a partir de 5 años, pero Amèlia con casi 3 años lo hace fenomenal. Gracias a el los niños practican las habilidades motoras y en el caso de los niños más pequeños aprenden los colores y fortalece la concentración. Lo que más me gusta de este juego es que lo podemos disfrutar en familia.


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*