Nieve artificial para niños

Si no tienes suerte de poder disfrutar de la nieve en invierno hay dos opciones. Una opción es viajar a algún sitio donde haya nieve. La otra opción, mucho más barata, hacer nieve artificial casera y entretener un poco a los niños. Como nosotros vivimos en Mallorca no nos queda otro remedio que hacer nieve artificial. En internet podéis encontrar muchas recetas para hacer nieve artificial, por ejemplo con espuma de afeitar, aunque yo busqué algo sencillo y lo más natural posible para que Amèlia también pudiera jugar. Al final escogí la receta siguiente:

Necesitaremos:
  • un bol
  • bicarbonato de sodio
  • agua
  • opcional purpurina

En un bol eché 2 vasos de bicarbonato de sodio. A continuación añadí agua poco a poco hasta obtener la consistencia adecuada, aproximadamente tres cuartos de un vaso de agua. Después eché un poco de purpurina blanca para que quedase una nieve más brillante. A fin de que la masa tuviese una apariencia lo más cercana posible a la nieve real la introduje en el frigorífico. Helena y Amèlia se lo pasaron genial jugando con la nieve.




Cuando terminaron de jugar, di a Helena un vaso con vinagre y ella lo tiró encima de la nieve. De repente observamos una explosión de burbujas.



Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*