Panel sensorial

Seguramente os habréis percatado que los niños a veces pasan totalmente de sus coloridos juguetes. A menudo lo que realmente atrae su atención son algunas cosas “prohibidas” en casa como cerraduras, interruptores o enchufes.

El panel sensorial es una buena solución. Todas esas cosas tan interesantes para los más pequeños en el mismo sitio. Además ofrecemos a los niños la posibilidad de desarrollar la imaginación, el sentido táctil y mejorar la motricidad fina. Con objetos como interruptores para hacer el movimiento de apagar y encender, ruedas giratorias o cerraduras para abrir. En fin, posibilidades de explorar y manipular sin ningún peligro todas esas cosas que normalmente no están a su alcance. Y lo mejor de todo, podemos fabricar un panel sensorial nosotros mismos. ¿Dónde encontrar la inspiración? Internet está lleno de paneles sensoriales con diversos accesorios. Antes de diseñar el suyo, vale la pena revisar Instagram o Pinterest, ya que en ocasiones podemos encontrar elementos en los que no hubiéramos pensado y que tenemos a mano. Sobretodo nos aseguramos que nuestro panel sensorial sea seguro para nuestros hijos.

Aquí os presento nuestro panel.


La base está hecha del tablero de un mueble. Entre los juegos que contiene podemos encontrar:

  • círculo de plástico en el que sujetamos las pinzas de colgar ropa
  • lámpara LED de pulsador
  • rueda giratoria
  • 2 tapones enroscables
  • una tabla con figuras geométricas sujetadas con velcro hecha a partir de cartón
  • una ventana de madera con cerradura, con una foto de Helena y Amèlia en su interior
  • cremallera
  • enchufe
  • interruptor
  • reloj de arena
  • xilófono de madera
  • base de lego con bloques de construcción
  • cinturón con hebilla







  • Una diversión y entretenimiento sin fin para los más pequeños de la casa. ¿Os animáis?


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*