Teléfono de vasos

Cuando estaba buscando ideas de experimentos para hacer en casa me encontré con el experimento del teléfono de dos vasos. Me hizo mucha ilusión hacerlo con Helena porque este mismo experimento lo hice cuando era una niña. Es muy divertido y perfecto para explicar conceptos sencillos sobre el sonido a nuestros hijos.

Necesitaremos:

  • dos vasos de plástico
  • hilo
  • tijeras o aguja


Para empezar haremos un agujero en la parte central del fondo de cada vaso de plástico con tijeras finas o una aguja. Cogemos un hilo de cuerda fina o lana y lo pasamos por el agujero del primer vaso. Después pasamos el otro extremo del hilo a través del agujero del segundo vaso de plástico. Nuestra cuerda es muy larga para que las dos personas que hablan tengan la posibilidad de alejarse tanto que no se puedan ver. Hacemos un nudo en los dos extremos del hilo en cada uno de los vasos para que cuando tiremos de él no salga por los agujeros. Listo!! Eso se llama teléfono moderno:-) Para poder hablar tenemos que coger los vasos, uno cada niño y estirar bien el hilo. Un niño habla en el vaso mientras el otro lo escucha por el otro vaso.



¿Que ocurre? Cuando hablamos emitimos ondas sonoras a través de un medio físico. En nuestro caso las ondas hacen vibrar el fondo del vaso y se transmite la vibración por la cuerda. El vaso receptor hace justo lo contrario, recoge la vibración del hilo y lo transmite al fondo del vaso que hace de altavoz y a su vez transmite el sonido por el aire que llega al oído del receptor.


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*