We are going on a bear hunt / Vamos a cazar un oso

Un libro perfecto para los que les gustan las aventuras. We are going on a bear hunt está inspirado en una popular canción inglesa desarrollada por el poeta Michael Rosen e ilustrada por Helen Oxenbury en 1989.

Nos lleva a una increíble aventura de 5 hermanos y un perro que se van a cazar un enorme oso. En este libro no hay sitio para ningún adulto que pudiera enturbiar la historia. Aunque para Helena es una familia con la mamá, el papá, el bebé, los dos hermanos y el perro. Así pues, por el camino se encuentran todo tipo de obstáculos como un profundo río o el barro espeso y pegajoso. Descubriendo en cada ocasión que por encima no pueden pasar, que por debajo tampoco pueden pasar y que no les queda más remedio que atravesarlo. En el último obstáculo llegan a una oscura y profunda cueva en la que vive un oso. Aquí la acción da un giro y los niños vuelven corriendo a casa pensando que el oso los quiere comer cuando lo único que el oso pretendía era jugar con sus nuevos amigos.

Gracias a las ilustraciones y los cambios de color (blanco y negro cada vez que encuentran un reto, color y onomatopeyas cuando lo superan) el libro resulta totalmente fascinante para los niños.

El libro es inusual porque aunque parece simple, lo que realmente se esconde en él es una historia muy bien pensada. No me sorprende que el libro sea tan popular en todo el mundo. Lo recomiendo a cualquier pequeño lector. Nosotros tenemos este libro en inglés y nos ayudó a aprender muchas palabras nuevas. Pero ya sea en inglés o en español vale la pena tener este libro.

Aquí tenéis una versión contada por el autor:

Para nosotros los libros son una aventura, además de leerlos quiero que mi hija también los sienta, disfrute y aprenda de ellos.

We are going on a bear hunt nos inspiró para hacer una actividad con Helena. Un recorrido igual que en el libro e ir asimilando las palabras en inglés.

1) El primer obstáculo es un campo de largos pastos verdes (long, wavy grass).
Nuestro pasto está hecho con cartulina verde.

2) El segundo obstáculo que nos espera es un río profundo y frío (a deep, cold river).
El papel de crespón azul pegado a una hoja de papel.

3) Luego tenemos que pasar por el barro espeso y pegajoso (thick, oozy mud).
He usado nuestra plastilina casera.

4) El siguiente obstáculo es el bosque (a big, dark forest).
Árboles hechos con rollos de papel higiénico, cartulina y papel de crespón.

5) Después nos encontramos con una tormenta de nieve (snowstorm).
Lentejuelas y circulitos hechos con perforadora.

6) Por último una cueva en la que vive un oso (a narrow, gloomy cave).
Caja de zapatos envuelta en papel de crespón negro.

Cuando ya estaba todo preparado llegó la hora de jugar. Con los muñecos de Lego hemos ido cantando y pasando por todos los obstáculos en nuestro camino.












Helena encontró muy divertido hacer las huellas en el barro.









Al final Helena decidió que ella también quería recorrer el camino.










Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*